Cierra los ojos e imagina el mejor lugar del mundo. ¿Es una sombra fresca, una playa dorada?, ¿es una conversación, una sonrisa, una copa de vino?, ¿es el perfume de una flor invisible?

Cierra los ojos y siente el gusto de la belleza.

Vive la esencia de Dahlia.